¿Cómo funciona?

Las empresas funerarias enfrentan el reto continuo de contentar a sus clientes en momentos de profunda vulnerabilidad emocional. Por ello, la implementación de estrategias de marketing sensorial en empresas funerarias, las cuales involucran la estimulación de los sentidos para ofrecer servicios funerarios, tienen una especial importancia en este sector.

En este artículo queremos analizar cómo la armonía visual, la selección cuidadosa de la música, la fragancia del entorno, e incluso la textura de los materiales utilizados, influyen en la creación de una experiencia del cliente en los servicios funerarios que honre la memoria del ser querido y que brinde soporte emocional a las familias.

¿Qué es el marketing sensorial para empresas funerarias?

El marketing sensorial en empresas funerarias representa una innovadora convergencia entre la psicología del duelo por el fallecimiento de un ser querido y las técnicas de marketing.

A través de esta estrategia de marketing funerario se busca crear un ambiente que llame la atención de los sentidos, con el objetivo de proporcionar un espacio reconfortante y digno para aquellos que están de luto.

De esta forma, al hablar de marketing sensorial en el sector funerario, nos referimos a la utilización planificada de elementos que estimulan los cinco sentidos cuando se ofrecen este tipo de servicios. La vista, el oído, el olfato, el tacto y el gusto, son necesarios para influir en el comportamiento del cliente y buscar que quede satisfecho.

Todo lo anterior implica la correcta selección de colores y una adecuada decoración del espacio, además de la elección de la música ambiental y la fragancia del aire, así como la textura de los muebles y los servicios de catering ofrecidos durante las ceremonias, entre otras cosas.

¿Cómo se utiliza el marketing sensorial en las empresas funerarias?

Desde el punto de vista visual, las empresas funerarias utilizan el diseño de interiores para crear un espacio que refleje serenidad y paz. Por eso, la elección de colores suaves y neutros, una iluminación cálida y acogedora, así como una decoración sobria y elegante, contribuyen a crear un entorno perfecto.

Con respecto al sentido auditivo, la música y los sonidos ambientales deben ser seleccionados para inducir calma y tranquilidad. Las melodías suaves y armoniosas, a menudo instrumentales, ayudan a crear un entorno de meditación. También hay que tener en cuenta que el silencio también es un elemento importante, permitiendo a los asistentes sumergirse en sus pensamientos y recuerdos sin distracciones.

Por otra parte, el olfato es quizás el sentido más utilizado en el marketing sensorial funerario. A través de fragancias delicadas y no invasivas, se puede crear un ambiente con el que evitar asociaciones negativas o reacciones adversas, buscando siempre la discreción y el respeto por la sensibilidad de cada individuo y de las familias.

El cuarto sentido, el tacto, también es mucho más importante de lo que parece. La textura de los asientos o de los materiales utilizados para urnas o féretros, son detalles que se tienen muy en cuenta en una funeraria para ofrecer comodidad y productos de calidad.

En algunos casos, especialmente cuando se ofrecen servicios de catering durante los velatorios o las ceremonias, el gusto también tiene que trabajarse desde el punto de vista del marketing. Los alimentos y bebidas deben respetar la naturaleza del evento y corresponder a las preferencias alimentarias del difunto o de sus familiares.

La influencia de la música y los sonidos en la experiencia funeraria

La música tiene el poder de tocar las fibras más profundas del alma humana, ofreciendo un lenguaje universal que puede expresar lo que las palabras a menudo no consiguen.

Las selecciones musicales pueden variar desde composiciones clásicas hasta piezas instrumentales contemporáneas, dependiendo de las preferencias de la familia y de cómo se oriente el marketing funerario emocional para estos servicios.

La importancia de la música en los servicios funerarios no se limita a su capacidad para crear ambiente, también sirve como un puente hacia los recuerdos compartidos entre las familias y la persona fallecida.

Algunas familias eligen canciones que tenían un significado especial para la persona fallecida o para su relación con ellos, lo que aumenta la personalización del servicio.

Además de la música, los sonidos ambientales en un servicio funerario deben controlarse y elegirse con cuidado. En algunos casos, sonidos de la naturaleza, como el murmullo del agua o el suave canto de los pájaros, pueden buscarse en el ambiente o reproducirse para crear una sensación de calma y de conexión con el mundo natural.

El papel de los aromas en la creación de un ambiente correcto en una funeraria

Los aromas tienen el poder de transportarnos a otros lugares, despertando con ello recuerdos y emociones pasadas. En una funeraria, este objetivo puede lograrse mediante el uso de aromas suaves y naturales, como lavanda, que se conoce por sus propiedades relajantes, o el sándalo, que aporta una gran sensación de calidez.

Sea cual sea la fragancia escogida, esta debe percibirse de forma sutil en el ambiente. Además la elección de los aromas debe tener en cuenta la diversidad cultural de las familias y las preferencias individuales de quienes contratan el servicio funerario.

De hecho, el uso de aromas en una funeraria no se limita a la creación de un ambiente agradable, también incluye garantizar que el local esté libre de olores desagradables, lo que requiere una atención constante a la limpieza y el mantenimiento de las instalaciones, así como en la selección de los productos de limpieza y los ambientadores.

Cómo la iluminación y el color afectan a la percepción de los servicios funerarios

La luz natural es preferible por su capacidad para aportar una especie de sentimiento de calma y de conexión con el exterior, aunque su uso debe estar equilibrado con la privacidad del servicio. Por otra parte, la iluminación artificial, debe utilizarse para complementar la luz natural o para crear la atmósfera deseada en su ausencia.

Con respecto a los colores, hay que mencionar que influyen en el estado de ánimo y la percepción del espacio. Además, la elección de la paleta de colores debe tener en cuenta los aspectos culturales además de las preferencias personales.

Por ejemplo, en algunas culturas, el blanco es un color de luto y por lo tanto, puede ser el color predominante en la decoración. De esta forma, los colores son muy importantes para ofrecer un servicio verdaderamente personalizado.

Estrategia de marketing sensorial para funerarias

Tal como hemos analizado, todos los sentidos, en mayor o menor medida, son influyentes en la promoción de servicios para el sector funerario.

Con el fin de implementar el marketing sensorial de una manera profesional en tu empresa funeraria, te recomendamos contactar con nosotros e informarte sin compromiso sobre cómo podemos ayudarte a conseguir y fidelizar clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *